Por qué hay una bomba de relojeria cerca de Canarias

Mi bisabuelo se bajó los pantalones para sentarse en el vater, una tabla con un agujero en el interior de una casucha separada de la casa. Cuando empezaba a ponerse en posición, las tablas cedieron y terminó en el pozo negro. Al hombre lo estuvieron fregando durante días para quitarle el olor. Pudo haber sido peor de haber vivido en otros campos.

En las casas del sur de la isla, donde las dentelladas del hambre eran más profundas, el cagadero estaba sobre un chiquero. Por el agujero del trono se podía ver el hocico del cerdo, esperando su peculiar maná. Era un desesperado intento de retener algún nutriente furtivo.

Del estercolero a la mesa

Cuando un agricultor cosecha un saco de papas y lo lleva al mercado, extrae nutrientes de la tierra. Al comerlos, usamos esos nutrientes para construir células o generar energía. Luego los expulsamos en forma de heces, sudor y orina. Antes los devolvíamos a la tierra. Más o menos pobres, en todos los campos se aprovechaban los estiércoles. Humanos o animales.

El abismo de Maltus

Hace mucho que cruzamos la frontera de Maltus. La superpoblación de bocas solo es posible gracias a una agricultura de fertilizantes. Los nutrientes más empleados por las plantas son el nitrógeno, fósforo y potasio. El nitrógeno se puede obtener a partir del aire gastando energía. Pero el fósforo y el potasio no son renovables. Una vez dispersados por ríos y océanos no es posible recuperarlos- al menos por ahora.

Una consecuencia es medioambiental. El exceso de estos nutrientes en las aguas dispara el crecimiento de algas que secuestran en oxigeno disuelto o rompen el equilibrio de los ecosistemas. Pero existe otro peligro.

La crisis del fósforo

China y Marruecos tienen el 60% de las reservas de fósforo. China ya restringió su exportación. Y los pequeños productores se quedarán sin reservas en las próximas décadas. Marruecos estará solo en el tablero de juego. En pocos años el monarca alauí controlará el comercio mundial de fosfatos. Tendrá un poder sin precedentes.

El imperio de Mohamed

De su criterio dependerán revoluciones y cambios políticos en todo el planeta. Su impacto en la economía mundial será mayor que el de todas las monarquías del golfo pérsico juntas. Se puede vivir sin gasolina, pero no sin arroz o trigo. El sol, el aire o la radioactividad podrán sustituir al petróleo. Pero no hay sustitutos a los fosfatos. Vamos derechos al precipicio.

Retrasar lo inevitable

La crisis del fosfato será inevitable antes del 2050. Podemos retrasarla y hacerla menos grave si reaprovechamos lo que dilapidamos. Ahora los cultivos desperdician el 85% del fósforo de los abonos. Y el 15% restante lo tiramos por el váter. Un desperdicio que no nos podemos permitir. Ya algunos países recolectan orina humana como fertilizante.

La luz del nuevo volcán

Ni Argelia por su gas. Ni Irak por el petróleo. Ni el Congo por el coltan. El escenario de la próxima crisis mundial de materias primas está a vista de pájaro desde Canarias. En el antiguo Sahara español. Allí, donde Marruecos tiene las mayores reservas de fosfatos, confluirán demasiados intereses. La experiencia nos dice que donde hay reservas estratégicas es fácil que estalle una guerra.

Algunos países han conseguido crear prosperidad económica a partir de sus recursos. Con gobiernos preocupados en el desarrollo de su gente. No parece ser el caso de Marruecos. Además de una olla a presión islámica, tienen el conflicto enquistado de los saharauis.

Susto o muerte

Canarias es el trozo de Europa más cercano a la zona. Puede que tengamos una oportunidad económica sin precedentes. Estamos lo suficientemente cerca del El Aaiún para que toque algo del cuerno de la abundancia. Pero demasiado cerca como para que no nos salpiquen las chispas.

La cotización del vater

Decía el físico Niels Bohr que hacer predicciones es muy difícil, especialmente cuando se trata del futuro. No sé si habrá una guerra cerca de Canarias. De lo que estoy seguro es tendremos que devolver a la tierra lo que sacamos de ella.

Solo espero no encontrarme con un hocico en el váter.

Bibliografía

Soil and human security in the 21st century
Experts Warn of Impending Phosphorus Crisis
Phosphorus in agriculture
Amsterdam Will Harvest Urine for Green Roofs
Guía Práctica de Uso de la Orina en la Producción Agrícola

Deja un comentario